A principios de 1918 los pilotos ingleses de aviones de combate parecían invencibles. Devastaban a sus enemigos por encima de los campos de batalla del Frente Occidental, mientras luchaban por el control del aire. Algunos eran apenas niños cuando empezaron a volar, pero eran temidos y respetados como auténticos asesinos aéreos. Sin embargo, con el paso de tiempo, la presión, el cansancio y el estrés cobraron más fuerza y uno por uno, estos aviadores empezaron a caer. Este programa cuenta la historia de estos pilotos en el contexto de las enormes batallas de 1918, en las que muy pocos de ellos sobrevivieron. Veremos cómo los acontecimientos de este año cambiaron para siempre las tácticas aéreas, al ver cómo los pioneros del combate aéreo eran victimas de sus propios inventos.. Fuente texto y más información:

[Sólo los usuarios registrados pueden ver los enlaces. ]