Emocionante documental que relata cómo el triunfo de la selección de rugby de Sudáfrica durante la Copa del Mundo de 1995 y la actuación del entonces presidente Nelson Mandela ayudó a unir a una nación tan sólo un año después de la abolición del ‘apartheid’. En Sudáfrica, el rugby había sido durante mucho tiempo un deporte sólo para blancos y los éxitos logrados en ese deporte, una fuente de orgullo para los ‘afrikaner’. Cuando el ‘apartheid’ fue abolido en 1994, el nuevo Gobierno de Nelson Mandela necesitaba reconstruir una nación dividida por el racismo. El mundo entero estaba pendiente de Sudáfrica cuando, en 1995, se celebró la Copa del Mundo de Rugby en ese país. Aunque la selección sólo tenía un jugador que no era blanco, los ‘Springboks’, sobrenombre de los jugadores de rugby de la selección de Sudáfrica, consiguieron acaparar la atención de toda la nación y de gente de todas las razas. Cuando lograron vencer en la final a los neozelandeses, que en ese momento eran los favoritos, Nelson Mandela se dirigió al centro del estadio vestido con la camiseta de la selección y tendió su mano al capitán, simbolizando la unión de todos los sudafricanos, un momento clave de la historia reciente de Sudáfrica. Nelson Mandela se convirtió así en el jugador número 16 de la selección de rugby de Sudáfrica y su intervención resultó determinante para el proceso de reconciliación emprendido por el pueblo sudafricano. “Invictus”, la película de Clint Eastwood protagonizada por Morgan Freeman y basada en “El factor humano”, la novela de John Carlin, narra en clave de ficción esta gran historia.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver los enlaces. ]